Gran Valtravieso

7 secretos sobre Gran Valtravieso

Icono flecha hacia abajo

“Siempre cuento una historia que, en el caso de Gran Valtravieso, es especialmente relevante: un compañero decía que hacer vino es fácil, ya que solo es cuestión de meter uvas en un depósito. Hacer un buen vino es un poco más difícil, porque tienes que estar pendiente de remontados, tiempos o extracciones. Y lo realmente complicado es hacer el gran vino: con todo el conocimiento interiorizado hemos de ser capaces de identificar las grandes zonas productoras de uva para hacer ese gran vino. El objetivo de Gran Valtravieso es conseguir la excelencia de la finca, lo sublime”. Ricardo Velasco, enólogo y director técnico de Bodegas Valtravieso, nos narra así lo que es Gran Valtravieso. Para conocerlo más en profundidad, te desvelamos sus 7 claves: 

  1. Es un vino que solamente se elabora cuando la añada es excepcional. El último Gran Valtravieso del pasado milenio fue el de 1996. Ha sido 20 años más tarde y tras tres añadas intentándolo cuando por fin en 2016 estábamos contentos y convencidos con el resultado: Gran Valtravieso volvió a ver la luz en 2016 y, más recientemente, también en 2018. 

  2. Gran Valtravieso, icono y embajador de la bodega, es una edición limitada: de la esperada añada 2016 hemos elaborado un total de 2.305 botellas. En 2018, en torno a 3.000. 

  3. ¿Sabías que en 2014 y 2015 hicimos pruebas con variedades como Cabernet y Merlot que no salieron al mercado? Gran Valtravieso 2016 y 2018 es 100% tempranillo (aquí llamada Tinto Fino) pero procedente de diferentes zonas. Se ha hecho una selección de la propia selección con la elaboración por separado de las mejores zonas calizas de la finca junto con un pequeño porcentaje de la parte arcillosa. Por eso Gran Valtravieso es elegante, serio y profundo: un vino único, complejo, con un tanino aromático característico del terroir del páramo arcillo-calcáreo de donde nace. “A este vino hemos llegado tras estudiar el terroir de las distintas parcelas y después de realizar el ensamblaje armonioso de todos esos componentes de la finca”, reflexiona Ricardo Velasco.

4. Gran Valtravieso es un vino único por muchas razones. “Según las añadas y dependiendo de la procedencia de los tempranillos, utilizamos un porcentaje de vinificación con racimo entero. En otras ocasiones despalillamos pero utilizamos el raspón a modo de milhojas para realizar unas maceraciones muy suaves”, nos cuenta el enólogo y director de Valtravieso

5. Es un vino que, tras 12 meses de afinamiento en barricas usadas de roble francés y otros 12 en hormigón, con la llegada de la primavera crece un año más en botella antes de salir al mercado. Y solo después de tres inviernos y en su cuarto año es cuando está listo para ser un gran vino, un Gran Valtravieso. 

6. Quizá te ha llamado la atención que Gran Valtravieso tenga crianza en hormigón, pero todo tiene su explicación. “Con el objetivo de seguir expresando ese terroir y que el vino siga teniendo una crianza oxidativa para evitar que haya una dominancia de la madera, se trasiega de las barricas a un depósito de hormigón que permite una micro-oxigenación natural más reducida que las barricas. Hemos comprobado empíricamente que esta fase de crianza en hormigón sigue afinando el vino para hacerlo así más profundo, vertical y menos pesado pero sin perder persistencia”, explica Ricardo Velasco.

7. En Gran Valtravieso, como en el resto de nuestros vinos, cuidamos hasta el último detalle. “Las barricas que usamos para la crianza del Gran Valtravieso no son nuevas, son todas usadas (han contenido anteriormente entre dos y tres vinos) porque el objetivo no es que sea la barrica la que domine sino que ha de expresar al máximo esa extensión completa de la finca y el terroir”. 

Y ahora que conoces Gran Valtravieso… ¡es el momento de catarlo! Puedes comprarlo ya en nuestra tienda online.