Valtravieso. Alegría, de Manuel Vilas y Finca Santa María.

‘Alegría’ de Manuel Vilas y Valtravieso Finca Santa María

Icono flecha hacia abajo

“Alegría”, finalista del Premio Planeta 2019, es la penúltima novela de Manuel Vilas (Barbastro, 1962), poeta y escritor conocido, entre otras obras, por “Ordesa” (2018), que se ha traducido a catorce idiomas. En “Alegría”, Vilas plasma sus recuerdos, ilusiones, conflictos y pasado en un relato casi autobiográfico en el que escribe desde la memoria pero también desde la soledad y el dolor. Sus palabras nos acogen, nos hacen compañía y nos hacen empatizar con su historia que, entre la confesión y la autoficción, nos permite comprender, página tras página, por qué buscamos desesperadamente la alegría.

Esta novela, que explora las relaciones entre padres e hijos, marida a la perfección con Valtravieso Finca Santa María: por su explosión de fruta roja, su equilibrada acidez y su sorprendente volumen, este vino fresco, joven y afrutado nos sorprende. Está elaborado con diferentes variedades: Tinto Fino  (98,5%), Cabernet Sauvignon (1%) y Merlot (0,5%), con uvas procedentes de la finca Santa María junto con uvas procedentes de viticultores de diferentes pueblos de Valladolid y Burgos. Finca Santa María se vinifica buscando un estilo de vino fresco y afrutado, que sea fiel reflejo de la Ribera del Duero, con un ligero paso por barrica usada durante 6 meses (roble francés y americano) para redondear la raza y contundencia de la uva de esta región. Posteriormente se afina en botella al menos 2 meses antes de salir al mercado.

En nariz, este vino de color rojo rubí con reflejos violáceos, tiene aromas a frutos rojos del bosque y notas florales de violeta. En boca, gran textura, volumen y un tanino fundido, por lo que es un vino con buen recorrido y una retronasal especiada.

Cada sorbo de Finca Santa María nos acompaña en la gira por todo el mundo de Manuel Vilas en “Alegría”. También en ese viaje hacia el interior de sí mismo, hacia su mundo interior en una constante búsqueda de la verdad después de la muerte de sus padres, su divorcio y su vida junto a una nueva mujer, en la que sus hijos se convierten en la piedra angular sobre la que pivota la necesidad inaplazable de encontrar la felicidad.