pincho-de-lechazo-bodegas-valtravieso

Traspinedo: cuna del pincho de lechazo

Icono flecha hacia abajo

Traspinedo: Cuna del pincho de lechazo – Noticia publicada en www.pinchodetraspinedo.es

pincho-de-lechazo-traspinedo-bodegas-valtravieso

Los comienzos de este modo tan delicioso y particular de preparar en Traspinedo el lechazo en pinchos se remontan al siglo XIX ante la necesidad de los trabajadores, sobre todo los jornaleros del campo, de comer caliente y de una forma sencilla sin tener que llevar utensilios de cocina. Entonces las tajadas de lechazo, troceadas en un tamaño homogéneo y previamente sazonadas, se insertaban en una vara verde de mimbre o sarmiento (palo de la vid) y se ponían a asar -sobre unas piedras de apoyo- en las brasas que reposaban en la tierra. Los pinchos se giran cada poco tiempo para que la carne vaya tomando color y se haga igual por todos los lados.

Con el paso de los años vecinos y visitantes siguen disfrutando del exquisito sabor del plato típico de la localidad tradicionalmente en bodegas y merenderos particulares en distintas celebraciones y eventos, y en compañía de familiares y amigos, lo que da un carácter social y popular al manjar estrella de la villa. Fruto del ingenio de aquellas personas, ya en el último tercio del siglo XX, comenzaron a aflorar iniciativas para comercializar el delicioso plato culinario en negocios de hostelería que fueron surgiendo en la localidad, para ofrecer el afamado producto a vecinos y visitantes.

Ver noticia completa en www.pinchodetraspinedo.es