Valtravieso Crianza botella

4 cosas que quizá no sabías sobre Valtravieso Crianza

Down arrow

Pero quizá no sabías que Valtravieso Crianza, en función de la añada, no es 100% Tinto Fino, sino que también puede llevar Cabernet Sauvignon y/o Merlot. O que, al ser un vino de páramo, no se cultiva en las zonas de ribera de la Denominación de Origen sino en las zonas de más altitud.

Con la ayuda de Ricardo Velasco, director técnico y enólogo de nuestra bodega, desciframos las claves de nuestro buque insignia, Valtravieso Crianza:

1. Es uno de los pocos vinos D.O. Ribera del Duero en altitud y de páramo calizo. “Como todos nuestros vinos, es un vino de altura porque la mayoría de nuestros viñedos se encuentran a más de 915 metros de altitud y por eso conseguimos que tenga gran elegancia y profundidad. Además, por nuestra ubicación estratégica, ya que estamos situados en un páramo del Duero, no en la ribera del río, Valtravieso Crianza es un Ribera de suelos menos profundos, más calizos y más pobres, que hacen que nuestros vinos sean austeros pero elegantes”, nos explica Ricardo. ¿Quién dijo que algo austero no puede ser elegante? La piedra caliza, además, le da esa frescura y un tanino reactivo que se percibe en el paladar.

2. Valtravieso Crianza se elabora con varietal Tinto Fino, pero además, algunas añadas, también lleva Cabernet Sauvignon y/o Merlot. “En 2017, por ejemplo, no llevaba ni Cabernet ni Merlot porque considerábamos que estaba mejor sin estas variedades, pero el de 2018 lleva Cabernet y el de 2019 llevará ambas, ya que en las añadas excelentes lleva un porcentaje que le da complejidad. Cada año interpretamos la cosecha y como disponemos tanto de Cabernet como de Merlot, le añadimos la proporción que consideramos”.

3. Es un vino directo, franco y que refleja la zona de la que viene. Precisamente por eso no es un vino en el que la madera predomine. “Los Riberas a veces pecan de madera, pero nosotros en Valtravieso buscamos siempre el equilibrio entre la fruta y la barrica. No renunciamos a la crianza en barrica, creemos que es un elemento muy importante en la elaboración del vino, pero consideramos que tiene que ser lo que acompañe, no lo que se imponga, para reforzar lo que es: un vino de terroir y de finca. Queremos un vino en el que los aromas de la madera no enmascaren su verdadera identidad”.

4. La filosofía de Valtravieso Crianza se basa en el menos es más. “No somos más por tener más artificios, somos más por ser más puros. Abogamos por una menor intervención en bodega pero más cuidados en viñedo. Nuestro vino es familiar, nuestra verdadera esencia es la de un páramo austero y una elegancia natural. Eso queda reflejado también en la etiqueta, minimalista y directa, como nuestro vino”.